La escritura no sólo se lee, ¡Habla!

LA ESCRITURA NO SÓLO SE LEE, ¡HABLA!

Por: Lucía Blanco

¡¿A poco es posible describir a una persona a través de la escritura?!, ¿De verdad sirve?, ¿No es medio esotérico? Estas son las preguntas a las que, con mayor frecuencia, me enfrento cuando digo que soy grafóloga.

Y sí, si es posible describir a una persona a través de la escritura, si sirve y no se trata de algo esotérico y muy pocas personas saben que la grafología es una rama de la Psicología Experimental y como ciencia que es, ésta basada en leyes de interpretación que deben cumplirse.

Este artículo pretende dar al lector una visión general de lo que es la grafología, su origen, su interpretación y sus aplicaciones. Tomo como punto de partida las 6 preguntas más frecuentes que la gente suele hacerme.

Así también considero que para aquellos que nunca han escuchado de la grafología o la consideran como algo esotérico, les será de utilidad saber que no lo es y también creo que es un buen primer contacto con esta ciencia. En contraparte, para aquellos que ya conocen de ésta el tener las bases y las respuestas a las preguntas más frecuentes, siempre es de utilidad.

Así pues, las preguntas son las siguientes:

1. ¿Qué es?
La palabra grafología, está formada por las raíces griegas: “grapho”, escribir y “logos”, tratado, lo que nos dice que etimológicamente es el tratado del escribir, o de la escritura. Susana Tressouro de Grosso la define como: ” La ciencia que tiene como objetivo el conocimiento de la personalidad por medio de mediciones rigurosas y del análisis de los rasgos de la escritura”. Y efectivamente, hay mediciones, lo que la hace objetiva y no subjetiva como la considera mucha gente.

Continúa diciendo la misma autora que: “El acto de escribir es la transmisión de vibraciones de células nerviosas generada en el cerebro y que, con la participación de los sistemas nervioso, circulatorio y motriz, sale por la mano, por la boca o por el pie”.
Esto nos lleva a entender que la escritura es un acto que se produce en el cerebro; es decir se genera dentro de la persona, por eso lo estudia la psicología y sale a través de la escritura, lo que lo hace un comportamiento observable; campo también correspondiente a la psicología.

2. ¿Porqué funciona?
Porque por lo que se menciona en el párrafo anterior, cuando escribimos proyectamos nuestro ser, por lo tanto quien escribe, está realizando su propio retrato, por eso se dice que si titubea la mente, titubea la mano. También es por esta razón, que no hablamos de algo esotérico como la adivinación y el horóscopo.

Se dice por definición que adivinar es “Vaticinar lo futuro, profetizar, decir lo que está por venir”, la grafología de ninguna manera “adivinará” lo que va a sucederle a la persona que escribe, ni mucho menos pretende decirle lo que está por venir; sino por el contrario, extraerá de la forma del escrito su “retrato”, es decir, su personalidad.

Por otro lado, según el diccionario, el horóscopo es una “observación supersticiosa y vana que hacen algunos astrólogos en el nacimiento de alguien para predecir la suerte y sucesos de su vida”; aunque no estoy del todo de acuerdo con esta definición, ésta es la del diccionario, así es que con un afán de ser objetiva, la grafología ni es sólo observación, ni mucho menos supersticiosa y vana porque como ya se especificó en párrafos anteriores se basa en leyes y no hace predicciones, y de ninguna manera pretenderá predecir la suerte de quien escribe.

3. ¿Desde cuándo existe?
A continuación se da una cronología del desarrollo que ha tenido el estudio de la escritura a través de la historia:

Los primeros registros que se tienen del estudio de la escritura, son de Aristóteles, en el siglo IV A.C.

En 1575, Huarte San Juan hace cita sobre carácter y escritura por primera vez

En 1622, Camilo Baldo, profesor de Filosofía de la Universidad de Bolonia publica “Tratado de cómo en una carta se conoce la naturaleza y cualidad del escritor; esta es la primer obra relacionada ya con la Grafología y no sólo con la escritura.

Entre 1868 y 1872 que Juan Hipólito Michón, el Abate Michón, conocido como el Padre de la Grafología, publica la obra: “Los misterios de la escritura”, y funda la Sociedad de Grafología. Es él quien da nombre a la Grafología y quien hace el primer estudio serio y sistematizado de la escritura.

Posteriormente, Jules Crepieux-Jamin profundiza los estudios del abate Michón y crea las “leyes de interpretación grafológica”, dando así a la grafología el rigor científico necesario a fin de que sea considerada una ciencia.

No es sino hasta 1902, año en que aún cuando había publicaciones, eran sólo en revistas; se publica el primer libro de un autor francés Michel de Champourcin, quien vivía en España. Se basa en la línea de Crepeux-Jamin y se titula: “¿Qué Es La Grafología?”, en donde hace un resumen en orden alfabético de las características del carácter.

Hoy día, los países en donde esta ciencia tiene más auge y práctica son España y Argentina. En España, por ejemplo, en la Universidad Complutense existen cursos a nivel licenciatura, aún sin reconocimiento de titulación.

4. ¿Para qué sirve?
El uso de la Grafología es múltiple, pero son dos, los que a mi parecer son los principales usos que se le da:

El primero, en las empresas, en el área de recursos humanos en donde está cobrando auge como prueba proyectiva utilizada para la evaluación en selección de personal.

Y en segundo lugar, en el ámbito de la psicología clínica, usándola en lo que se conoce como grafoterapia, es decir una terapia basada en la grafología, en donde a partir de los rasgos de lo escrito, se detectan las actitudes y conductas a modificar.

5. ¿Qué se necesita para ser grafólogo?
Lo primero que me viene a la mente es estudiar y prepararse, pero indudablemente, lo que da la experiencia es la práctica; como dice el refrán: “La práctica hace al maestro”

6. ¿Qué recomendaciones le harías a alguien que empieza con la Grafología?
Que la ejerza con profesionalismo y no como juego de reunión interpretando firmas en servilletas o en “papelitos”. ¿Acaso un psicólogo o un doctor acostumbran dar un diagnóstico de alguien en una reunión? ¡Claro que no!, justamente el hacerlo le restaría seriedad y la grafología no es diferente a esta situación.

Así, querido lector, dejo a su consideración las 6 preguntas que me hacen con más frecuencia, y en un afán no sólo de dar respuesta a quienes me las plantean, sirva este artículo para establecer que la grafología es cosa seria, no es algo esotérico, ni subjetivo y que sin duda, la escritura no sólo se lee, ¡Habla!

Leave a Reply